Usuarios
space Eres un invitado
Regístrate Regístrate
 

¿Necesitas ayuda?
Publicidad


¿Cansado de la publicidad?
Optimizado para Firefox
Navega con Firefox
Portal compatible
 
Ha decidido radicar en Lima en espera de su tercer hijo
[Entrevistas]
22/02/2005 - Eduardo Lavado Gagliardi
1706 Lecturas

No es liberarme sino tomar otro camino sanamente. Estoy muy agradecido, pero muchos pensaron que, cuando entré a trabajar con Emilio, él me iba a convertir en Shakira, pero no es así, porque yo soy compositor de su staff y él no es mi mánager.

Para muchos, ya alcanzó el éxito. Sin embargo, Gian Marco aún siente que tiene mucho por hacer. El primer paso lo ha dado: instalarse definitivamente en Lima con su familia. Pero ahora viene lo bueno: retomar su carrera como cantante (y no solo como compositor) y decidir si acepta las propuestas televisivas.

P21: Muchos no deben entender por qué no te has quedado a vivir en EE.UU.

GM: Mi principal interés de estar en el Perú es por mi familia. Como compositor, mi nombre en Miami está muy bien considerado. Pero tengo las suficientes armas tecnológicas en Lima como para seguir con esa faceta. Es más, acabo de escribir temas para el próximo disco de Soraya; las canciones que hice para Obie Bermúdez están sonando muy bien; con Soledad estamos en conversaciones.

P21: ¿Pesó el que casi no estuviste al lado de tu esposa en su segundo embarazo y no quieres que pase lo mismo ahora que tu tercer hijo nacerá pronto?

GM: Es cierto. Pero, además, la crianza de los niños en EE.UU. es muy complicada. Un niño de 14 años se puede divorciar de sus padres. Pero, además, no me puedo quejar de mi país. He tenido altos y bajos, pero Gian Marco, como producto, siempre funcionó. Seguiré viajando, pero el hecho de que esté en Lima no quiere decir que venga a cantar. Me quedo acá, pero no van a saber mucho de mí.

P21: El Gian Marco compositor estuvo a punto de matar al Gian Marco cantante.

GM: Ha estado a punto. Para poder consolidarme internacionalmente como cantante, debo chambear mucho. Afuera no eres nadie, tienes que ir de bar en bar, de entrevista en entrevista. Para que pueda pegar en México tendría que irme a vivir seis meses allá. Puedo haber sonado con las nominaciones a los Grammy, pero aún no he llegado a donde yo quiero.

P21: Y eso se debe a.

GM: Mucho depende de mí. Lo más fácil sería dejar de cantar y vivir de manera más sedentaria. Escribir es más negocio.

P21: ¿Entonces, por qué diablos no te dedicas a eso?

GM: Porque tengo una deuda conmigo. Lo que pasa es que aún no he tenido la suerte de abrirme paso por esa puerta que ya está abierta. Tengo a mi lado un mánager, Mauricio Abaroa, que si no fuera por él ya habría dejado de cantar. Para hacer carrera afuera, necesitas de una persona que conozca el negocio, que tenga los contactos. Él manejó a Luis Miguel; firmó a Café Tacuba en México; fue vicepresidente de la Academia de los Grammy. Juntos trabajaremos un nuevo disco, que debemos grabar este año para que salga en 2006.

P21: ¿Sigues vinculado a Emilio Estefan?

GM: Un año más. He aprendido mucho, pero necesito mi independencia.

P21: Suena como si quisieras liberarte.

GM: No es liberarme sino tomar otro camino sanamente. Estoy muy agradecido, pero muchos pensaron que, cuando entré a trabajar con Emilio, él me iba a convertir en Shakira, pero no es así, porque yo soy compositor de su staff y él no es mi mánager.

P21: Si te vas a quedar a vivir en Lima, entonces vas a aceptar las ofertas que has recibido de la TV...

GM: La verdad, no lo sé. La primera propuesta que recibí fue de Genaro Delgado Parker, para Superstar; la segunda, de Ney Guerrero para hacer en ATV un Camino a la fama internacional. Luego me llamaron de América para El desafío del Inca. Y también del 9 de nuevo para el espacio concurso Trato hecho. El proyecto del 4 me interesa como concepto, porque vende el Perú y eso me interesa. Pero no sé si hacer televisión me haga bien.

P21: ¿Por qué?

GM: No me gusta la sobreexposición. No quiero estar en todos lados, pues terminas cayendo mal. Incluso he mantenido en silencio muchos hechos que para mí han sido grandes acontecimientos, como el premio que gané en España, el libro que me regaló Quincy Jones, el homenaje a Gilberto Gil en el que la gente me ovacionó de pie. Son recuerdos que quedan para mi familia.

P21: Sin embargo, no le cierras la puerta a la TV.

GM: Es un gran negocio. Cuando hice Campaneando en Canal A fue para tener plata para irme a Estados Unidos, no te voy a mentir. Hay gente a la que le gusta la TV, pero esa presión del rating desespera, te vuelve loco. La vocación por la tele me da por temporadas, porque me considero versátil.

P21: ¿Si tu hija Abril no nace en ese mes, le cambias de nombre y le pones Mayo?

GM: No, ya se queda así nomás (risas).

[ Volver Atrás ]
[18] SQL queries
Generated at [24/06/2008 00:55:46]